They Shall Not Pass


Bien, el otro día Javier y yo pasamos una estupenda tarde de Semana Santa probando un wargame que compré hará un par de veranos en Madrid, en Generación X si no recuerdo mal. El juego había estado desde entonces guardado en el fondo de mi cajón puesto que no tenía nadie con quien probarlo, ahora que a Javi y a mi nos ha dado la fiebre de los wargames (tendremos más entradas próximamente) decidimos probarlo.

El juego, como su propio nombre indica y su subtitulo "The battle of Verdum 1916" aquel con un poco de conocimiento de historia sabrá de inmediato de lo que trata, por si las moscas haré un pequeño recordatorio. La batalla de Verdún, enfrentó al ejercito francés y alemán durante casi un año. La batalla se estancó y se popularizó el combate de trincheras ayudado por el hecho de que la zona de Verdún estaba fuertemente fortificada por Francia desde hacía mucho tiempo. Fue una batalla muy cruenta, con muchas bajas y heridos en ambos bandos. El título hace referencia a la frase "No pasarán" que el comandante francés Robert Nivelle pronunció recalcando la importancia del punto defensivo.

La batalla se desarrolla durante los primeros días de la batalla (exactamente desde el 21 de Diciembre al 29 del mismo mes). Obviamente hay dos bandos, el ejercito francés y el alemán. Ambos ejércitos tienen estrategias diferentes, el ejercito alemán empieza con todas las tropas que participaron esas fechas en la batalla al igual que el francés (no olvidemos que es un juego histórico), la diferencia radica en que el jugador alemán comenzará con muchas más tropas que el francés representando el fuerte embiste alemán sobre las filas francesas. La fuerza del jugador francés radica en que cada día recibirá tropas nuevas (fechas históricas) y por el contrario el jugador alemán apenas las recibirá, esto hace que el jugador francés deba saber mover sus tropas y retirarse cuando conviene a la espera de ayuda de sus compatriotas.
El mapa sobre el que se juega es hexagonal y representa la topografía de las trincheras de Verdún. El terreno es sumamente importante puesto que tener nuestras tropas situadas en trinchera, bosque o un pueblo nos dará bonificadores a la hora de combatir o de recibir el fuego de la artillería. Esto es un punto muy útil a favor del jugador francés que comenzará en la linea de trincheras y con muchas más lineas secundarias de trincheras a las que poder retirarse. El jugador alemán sufrirá las dificultades de asaltar a las tropas atrincheradas, eso sí una vez que toman las trincheras son casi imposibles de sacar de allí.

Las tropas disponibles son unidades de infantería, artillería, cuartel general y tropas especiales. La infantería es la unidad más común en ambos bandos, son la espina dorsal de ambos ejércitos. Tienen un valor de fuerza de combate (usada a la hora de atacar y defenderse), un valor de Moral (usado para diversas tiradas como la de "Reagruparse"). La artillería tiene además de los valores anteriores un valor único para su defensa cuando es atacada y un alcance en hexágonos. El cuartel General es una unidad especial y vital para el mantenimiento y suministro del ejercito, no tienen fuerza de ataque puesto que solo pueden defender y no atacar. Las unidades especiales son los Pionners en el bando alemán y los Cazadores a pie en el bando francés, son unidades de infantería con características especiales como sumar más fuerza al combate (alemanes) o poder moverse más hexágonos (ambos, con ciertas variantes).
Todas las fichas de ambos bandos están divididas en Cuerpos de Ejercito (cada uno con su Cuartel General) y a su vez en Regimientos. ¿Que importancia tiene? TODA, las unidades de un regimiento tan solo se pueden apoyar en combate entre ellas, y los cuarteles generales solo suministran a las unidades de su Cuerpo de Ejercito. Hay que saber mover las unidades con cuidado para mantener coherencia y cuidar que no nos corten los suministros.
El juego tiene aspectos muy importantes a tener en cuenta como los suministros, que llegarán a ambos bandos por las diferentes carreteras que salen del mapa. Se debe tener una linea directa de suministro con cualquiera de estas carreteras, en casos excepcionales se pueden contar hexágonos desde un cuartel general que esté en suministro, aunque es una distancia muy corta y fácil de cortar. Aquellas unidades sin suministros combatirán y se moverán peor y serán más fáciles de desmoralizar. Para cortar los suministros cobrará gran importancia la artillería que nos permitirá "cancelar" hexágonos, impidiendo el paso correcto de los suministros.

Quizás esté quedando todo un poco farragoso, pido disculpas pero es un juego algo complejo y es la primera vez que me embarco en un análisis de un wargame. Por último he de decir que el contenido histórico del juego es muy interesante y a mitad de semana hay un fuerte punto de inflexión en las tropas francesas que representa la toma de mando de Pétain, a partir de ese momento las tropas francesas ganarán moral, más fuerza y algo más de refuerzos, como digo el contenido histórico es muy importante e interesante.

El juego como es lógico puede terminar con la victoria de alguno de los dos bandos, pero lo histórico y lo más normal es el empate. A la hora de determinar la puntuación se tienen en cuenta las bajas de ambos bandos, el terreno francés conquistado por el ejercito alemán y los pueblos conquistados por Alemania.

En definitiva es un buen juego para iniciarse en el mundo de los wargames, es sencillo de aprender y rápido de jugar apenas 2 o 3h (poco para este mundo). A partir de hoy veréis más noticias sobre wargames puesto que nos estamos interesando más en ellos, como primicia diré que este domingo tenemos una reunión con Bellica 3g , un grupo sevillano que ha creado juegos muy interesantes que vamos a probar y posteriormente analizar. ¡Estad atentos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada