Coral Sea

Hace unos días pude probar con mi compañero de juegos de mesa y rol Alvaro Lozano este gran juego de nuestros amigos de Bellica 3G (os hablamos de ellos aquí). Recordar que los chicos de Bellica son diseñadores de wargames, además he de decir que de una calidad excepcional. Mi compañero Javier ya os habló de otro de sus juegos, Roads to Stalingrad, en esta entrada

No voy a entrar en la mecánica del juego puesto que mantiene la mayoría de las reglas de su serie de juegos "Campaing Commander" donde se incluyen el mencionado Roads to Stalingrad, Coral Sea y Punic Island. Sigue la mecánica base de "turnos" de cartas y "turnos" en el mapa de operaciones, algo que da mucha vida a un juego de estas características y que sabe mezclar con maestría el uso de las cartas y los movimientos estratégicos en un mapa. 

En esta ocasión el juego simula un escenario de la II Guerra Mundial, La Batalla del Mar del Coral. En esta batalla se enfrentó el ejercito japonés con la Marina estadounidense y otras fuerzas aliadas como tropas australianas. Fue la primera batalla de portaaviones de la historia bélica y una de las primeras en las que los barcos participantes jamás estuvieron a distancia de disparo del enemigo ni tuvieron combates directos entre sí. La batalla, a pesar del daño causado al ejercito estadounidenses, perjudicó a Japón impidiendo que completasen la invasión de Port Moresby y mermando sus tropas para la batalla de Midway. La batalla tuvo lugar entre el 7 de Mayo de 1942 y el 8 de Mayo del mismo año. 

Este escenario tiene una importante diferencia con Roads to Stalingrad, la primera y más compleja es la dificultad a la hora de gestionar los suministros. Estos solo podrán colocarse en puntos específicos para ambos bandos, el resto de suministro debe garantizarse con el uso de los barcos que nos permitirán transportar los suministros a puntos más alejados. Esta complicación hace que los jugadores deban pensar cada movimiento con la cabeza bien fría además de evitar mover las tropas a lo loco porque si no la posibilidad de llevar los suministros a nuestras tropas será tarea ardua. 

Además tendremos batallas navales y terrestres, cada una de ellas contará con sus propias fichas de batalla representando las diferencias de armamento y posibilidades de las unidades terrestres o navales. Además cobrará mucha importancia el apoyo naval en nuestras batallas terrestres puesto que algunas fichas de combate potentes se activarán solo si tenemos apoyo naval o no. El apoyo aéreo es algo que también se debe tener en cuenta puesto que algunas fichas de combate representan la importancia de la aviación en la batalla del Mar de Coral, la presencia de portaaviones marcará el alcance de dichas fichas además de la colocación estratégica de aeropuertos, controlando los que ya están en el mapa o bien colocando estrategicamente los 3 aeropuertos que podemos construir en islas conquistadas. 

Las tropas terrestres no pierden importancia en este escenario sin embargo el movimiento de tropas terrestres es más complejo puesto que el terreno de las islas impide el buen trasporte de tropas, de hecho el simple acto de mover una unidad terrestre hará que esta quede herida por los problemas y peligros de moverse a través de la jungla. 

En definitiva, un juego de gran calidad como nos tienen acostumbrados los compañeros de Bellica 3G. Sin embargo en mi humilde opinión es bastante más complejo que Roads to Stalingrad por lo que si alguno es novato en los wargames debería probar primero otro de la saga "Campaign Commander" antes de adentrarse en las dificultades estratégicas en las que nos pondrá este ejemplar. Por lo demás es muy, pero que muy, recomendable. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada